Empalme de Bandas

Este puede hacerse de muchas maneras divididas en dos grandes grupos, uno son las mecánicas por medio de Grampas y el otro son mediante Vulcanización.

El tipo de empalme con Grampas: no ofrece las garantías de resistencia y durabilidad del vulcanizado, pero que en ocasiones debe realizarse por razones de espacio, rapidez, etc., siempre y cuando la tensión de trabajo de la banda sea lo suficientemente baja como para permitirlo. Puede hacerse cortando ambos extremos de la banda a 90 ó 45º. Existen diferentes modelos de grampas en el mercado y su colocación deberá hacerse de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

El sistema de empalme por vulcanizado: se practica en frío y en caliente, tanto en planta como en nuestro local, cumplimentando las exigencias de normativas internacionales, asegurando una calidad constante, utilizando los mejores productos disponibles en el mercado.

 Empalmes Vulcanizados en Caliente: Proporcionan una mayor resistencia del empalme así como duración y suavidad de funcionamiento. La resistencia de la banda en la zona de empalme, depende del escalonamiento y cuidado con el que se realiza. El tipo de los materiales a emplear en el empalme depende de los de la propia banda y normalmente deben ser suministrados por el propio fabricante.

Empalmes Vulcanizados en Frío: Su realización es similar a la de los empalmes vulcanizados en caliente, aunque sin necesidad de prensas calefactadas para vulcanización. Su resistencia es suficiente para muchas instalaciones, siendo su ejecución más sencilla.