Rascadores (sistemas de limpieza)

Los materiales transportados, en especial los que contienen humedad o con cierto grado de pegajosidad, no suelen desprenderse completamente en el punto de descarga, siendo llevados así por la correa en su retorno, este material provoca desgaste de las partes móviles en el retorno y, si fuese adherido a los rodillos de retorno provoca en los mismos desequilibrio de diámetros en los mismos y por consiguiente la correa es lanzada lateralmente dañando la estructura de la cinta y dañando la misma banda.

Para evitar estas irregularidades los transportadores deben ser provistos de sistema de limpieza, que son fabricados específicamente para cada aplicación. El rascador motriz posee una lámina rascadora a lo largo de la correa sostenida por un tensionador de poliuretano.

Los transportadores de correa, por más bien diseñados que estuviesen, son susceptibles a que se derramen material fuera de la correa y a lo largo del transportador. La queda de material del lado del retorno puede acarrear daños a la banda cuando este se presiona sobre el tambor. Para evitar este riesgo deberá usarse un limpiador en V sobre el lado del retorno y próximo al tensor.