Elevadores a Cangilones

En el movimiento de cargas en forma vertical, los elevadores a cangilones, ocupan el lugar más importante en este tipo de transportes, siendo además el más económico, tanto en su costo de inversión, costo operativo y de mantenimiento.

Se utilizan para el transporte de materiales de variada clase, ya sea a granel, secos, húmedos e inclusive líquidos. Constan de una banda ó cadena motora accionada por una polea de diseño especial (tipo tambor) que la soporta e impulsa, sobre la cual van fijados un determinado número de cangilones. El cangilón es un balde que puede tener distintas formas y dimensiones, construido en chapa de acero o aluminio y modernamente en materiales plásticos, de acuerdo al material a transportar. Van unidos a la banda o cadena por la parte posterior, mediante bulones, en forma rígida. Los materiales a emplear en sus distintas partes dependerán del material a transportar.

La altura de los elevadores es muy variable, desde los 3 metros para pequeñas plantas clasificadoras de cereales hasta los 70 metros en las instalaciones de puertos y grandes plantas de acopio. El tipo de elevador más común, fundamentalmente en el manejo de clinker y subproductos de la industria cementera, es el elevador a cangilones de cadena. En otros casos (ej., cuando se trabaja con materiales de alta temperatura) se utilizan cadenas articuladas especiales efectuándose la tracción de la mismas por intermedio de ruedas dentadas, en reemplazo de los tambores utilizados para las bandas.